En muchos casos de mordeduras de perro, la víctima tiene el derecho legal de demandar al dueño del perro por daños. Según el caso y la gravedad de la lesión, la víctima puede obtener indemnización de daños por dolor y sufrimiento, gastos médicos y salarios perdidos.

Las leyes de mordeduras de perro varían según el estado. Un abogado especializado en leyes de mordeduras de perro puede determinar si es posible responsabilizar a alguna persona por la lesión. En muchos casos, las leyes de mordeduras de perro de un estado imponen lo que se llama “responsabilidad objetiva” al dueño del perro que atacó a la persona. Esto significa que el dueño es responsable de las lesiones causadas por su perro, independientemente de que el dueño sea culpable o no.

En otros estados “se perdona” al perro la primera vez que muerde. Es decir, cuando un perro muerde a una persona por primera vez, se le notifica al dueño que su perro es propenso a morder y que, por lo tanto, posiblemente se lo considere responsable si el perro vuelve a morder a alguien.

Sin embargo, en la mayoría de los casos, es de suma importancia no sólo que el dueño esté al tanto del hecho, sino también saber el lugar donde ocurrió y si el perro fue provocado. Basándose en estos factores, un abogado especializado en casos de mordeduras de perro puede decidir si es posible entablar una demanda.

Consutla Gratis Tel: 1-866-ABOGADA ( 1-866-226-4232 )